El círculo de la comunicación – Fabio Tropea

Fabio Trapea

Fabio Trapea

De la mano de Fabio Tropea nos introducimos en el campo de la semiótica y la etnografía del viaje. En la primera sesión centramos la mirada en el concepto de semiótica, la comunicación y la historia de su evolución. En cuanto a la primera nos quedamos con la cita de Umberto Eco: “La semiótica se ocupa de la capacidad que tiene el ser humano de decir mentiras”, a la vez que adoptamos la idea sobre la mentira como posibilidad de mover el lenguaje para decir cosas.

Fabio rompió con el mito de la comunicación lineal mostrando la forma circular como figura geométrica utilizada en todo el mundo para tratar temas importantes.

Por último, el lobo, la rata, la cucaracha y los ácaros dieron nombre a las cuatro fases evolutivas en la historia de la comunicación. A través de estos animales, y de modo muy visual, apreciamos los cambios vividos en esta ciencia.

Según Fabio, “actualmente la condición sine qua non de la comunicación es que es viral”, ideal con el cual concluyó su primera sesión.

Del circo al Spotify

Éste fue el viaje que Fabio mostró en la segunda sesión. Teniendo las cuatro fases evolutivas como hilo conductor, analizamos el mundo del circo, la introducción del cine y la alimentación atada a ambos hasta llegar a la identidad visual.

“La radio fue la cucaracha pionera de los medios de comunicación”, apuntaba Fabio, “Entró en las casas, se materializó mediante la voz, potenció las escuchas colectivas y las abuelas, como aceptación de lo forastero, las cubrían con tapetes”, añadió.

La lógica visual ha encontrado en el sonido a su mayor representante, llevándonos hasta los no-lugares, sitios con identidad exclusivamente visual, como Spotify.

En la tercera sesión centramos la atención en el círculo y la flecha. Avanzamos del nosotros monolítico hasta el triunfo del single. La comunicación urbana se complica ya que los integrantes comparten espacios pero no valores. “La sociedad moderna ha creado, mimado y servido a la individualidad”, afirmaba Fabio.

Desde el punto de vista de la occidentalización, se produce la invención del futuro (es decir, del pasado en construcción), triunfa Kronos y el entorno pasa a ser artificial. Con Colón empezó la comunicación en flecha a través de grandes vías comunicativas, pero no fue hasta que estas vías se hicieron más ligeras, gracias al ferrocarril, que se produjo el movimiento de las personas.

Mientras con Hollywood, en la costa oeste de EUA, se creaba el imaginario colectivo tras una exploración horizontal, en la costa atlántica la flecha comunicativa tomaba la verticalidad para conquistar el espacio.

A internet hay que agradecerle el retorno del círculo a la velocidad de la flecha. Navegar, surfear, hipertexto, subirse, encontrar… son algunas de las palabras que, sin perder el sentido y origen de los primeros viajeros, forman parte de nuestra nueva forma de comunicarnos.

Crear mundos significa crear símbolos

Más allá de palabras claves como comunicación, no deberíamos desatender todo lo non-verbal. ¿Qué quiere decir? Que el 60% de la comunicación se basa en el lenguaje corporal y que instintivamente nos fiamos más en lo que uno “dice” con sus gestos y símbolos que con sus palabras.

Para superar el lococentrismo que domina nuestra sociedad, donde el enfoque está en lo verbal como p.e. en el caso de la enseñanza, nosotros nos concentramos en el cuerpo y su significado comunicativo: ¿Qué utilizamos para expresar sentimientos y de dónde vienen aquellas expresiones y movimientos? ¿Los poseemos de la naturaleza o son adopciones culturales? Seguramente son naturales, cómo si no, se explicaría que los primates, los animales más semejantes al hombre, comparten las mismas expresiones que nosotros: ojos y boca muy abiertos para mostrar sorpresa; dinamicidad de todo el cuerpo cuando uno está alegre; cabeza y cuerpo ensimismados para expresar tristeza, el cuerpo paralizado para el miedo…Son algunas de las emociones universales que vayas a donde vayas significarán lo mismo.

Sin embargo, lo más importante para todo viajero y narrador de historias es la cuestión de saber qué es lo que hace una cultura con estas expresiones emocionales, qué raíces tienen los usos y por qué razón se usan de diferentes maneras. ¿Por qué por ejemplo se llora en un funeral del Reino Unido con la mirada para abajo y el cuerpo rígido mientras en otras culturas celebran una fiesta alegre con risas y danzas en un ambiente positivo? En muchas tradiciones es difícil saber de dónde vienen y en qué se basan. Otros gestos de comunicación además han sido desde los principio arbitrarios, como mover la cabeza para decir sí o no. Lo importante de muchos de ellos es más bien facilitar la comunicación al escoger una manera y crear un espíritu de comunidad. De la misma manera sabemos todos que, cuanto más reguladores existen más fácil es la comunicación. Y que para poder utilizar ciertos emblemas y gestos tiene que haber una dinámica de grupo y cierta confianza.

Si uno viaja y se acerca a otras culturas, es él el que tiene que adaptarse a los costumbres de la sociedad y de esa manera aprender sobre los habitantes y sus tradiciones mucho más que si sólo hablara con ellos: Distancias entre personas, miradas directas e indirectas, carteles que permiten y prohíben conductas. Todo con lo que nos encontremos a lo largo de nuestros viajes nos explicará las diferentes sociedades. No hay espacios blancos, como ya dijo Edward Hull. Y todos marcamos nuestra y otras sociedades al atender o incumplir con ellas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s