En busca de olas y sonrisas – Miriam Blasco

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

¿Tu pasión es viajar? ¿O es la pasión la que te hace viajar? En la búsqueda de nuevos caminos que recorrer, nuevas cumbres que escalar o – cómo es el caso de la siguiente historia – nuevas olas que surfear.

Los que comparten la pasión por el deporte extremo en la naturaleza saben lo que significa llegar a un nuevo sitio sin saber lo que les va a esperar y sentir la pura felicidad al ver las condiciones con que se encuentra junto con la curiosidad a lo desconocido. No hay nada más satisfactorio que ver la pista, la montaña o la ola perfecta tras haber emprendido un largo y duro camino para llegar a este momento: ¡Hola ola perfecta! Hola felicidad.

Y ¿qué nos cuentan nuestros padres, profesores, grandes autores y filósofos durante toda la vida sobre la felicidad? Que hay que compartirla. En alemán incluso existe un proverbio que dice “Geteiltes Leid ist halbes Leid. Geteilte Freude ist doppelte Freude”, algo así como “Felicidad compartida es doble felicidad por dos”. Es decir, los momentos felices hay que compartirlos, tanto por nuestro propio bien como por el bien de los demás.

Lo mismo pensó Ishita Malaviya, la primera surfista de la India. Ishita decidió unirse con otras cinco mujeres de diferentes países y culturas que compartían la misma pasión y el mismo sueño de que el surf podía cambiar el planeta. Es por ello que iniciaron un viaje por el sur de la India documentando cómo el surf, el yoga y el tener una consciencia del cuerpo, del entorno y de la naturaleza pueden dar esperanza y motivar a gente con poca perspectiva. Fueron a regiones pobres y poco turísticas donde ambos deportes son realmente desconocidos. Allí se dedicaron a enseñarles a los habitantes (sobre todo a los niños) cómo surfear, hacer yoga y desarrollar una consciencia de uno mismo, de la alegría que nos puede transmitir el mar y de cómo cada uno de nosotros afecta a esas posibilidades que nos ofrece la naturaleza. La idea de Beyond the surface, nombre del proyecto, es la de lograr un progreso, aunque sea pequeño, en el turismo ecológico, el biocéntrismo y en las potencialidades que tiene la juventud y que tienen las mujeres en elaborar un mundo mejor.

Una imagen dice más que 1000 palabras. Y aún más una sola sonrisa. Por eso hay que ver el video que hicieron a través de su viaje, lleno de caras sonrientes delante de un fondo precioso del impresionante panorama indú: Un paraíso de playa con olas, palmeras y gabiotas y niños disfrutando de la vida.

Son esos momentos de la vida que hacen que uno quiera coger el próximo avión y huir de la tristeza de la ciudad, compartir lo poco que se pueda dar y ayudar a los que realmente lo necesitan y que aún más lo agradecen. Y de esa manera sentirse con uno mismo más feliz. Felicidad compartida no es felicidad por dos. Es felicidad por cuatro, ocho, diez y muchos más.

Para ver el video pulsa este link: http://www.indiegogo.com/projects/beyond-the-surface

© fotos: Billabong Australia

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s