Reviviendo la Expedición Botánica de Mutis – Jorge Bonilla

Esta es la historia de un viajero apasionado por la medicina naturalista en épocas de la colonización española en América. Sus aventuras por el nuevo mundo están llenas de descubrimientos y de trayectos salvajes por mar, río y caminos reales e indígenas. Su objetivo: la quina, árbol que sanaba enfermedades.

Cuando José Celestino Mutis salió de Cádiz hacia Cartagena, era bien reconocido por la corona española y lo nombraron médico principal del Virrey Pedro Mesía de la Cerda que iría a representar a la Corona en Colombia. Para llegar hasta allí se tenía que cruzar el océano durante un par de meses, soportando aguerridas luchas contra el oleaje, el mal clima y un furioso mar que era difícilmente domado.

Al llegar a la ciudad amurallada de Cartagena, su agradable clima y la buena comida que se preparaba aquí con arroz con coco, pescado frito, yuca y una combinación de sabores que por momentos había olvidar los duros meses de travesía por el que los enviados del rey, habían pasado. “Esta es la vida que me merezco”, pensaba Mutis en silencio sabiendo que entre todo, seguía siendo un subordinado del Virrey. Pero después de la comida, era capaz de sentirse el rey en persona.

Dos noches en Cartagena que les permitió caminar por sus calles y a lo largo de la gran muralla que garantizaría la protección de la ciudad de piratas ingleses y quién sabe qué otro grupo de canallas aprovechados que buscaran hacerse de estas tierras que brotaban comida y oro por doquier. También sus gentes, más comida y una arquitectura agradable, con grandes casas que refrescaban un poco el ambiente. Era un lugar exótico y diferente a la España del momento.

Aquí arrancó para Mutis una batalla, una lucha constante que duraría unos 20 años hasta que finalmente logró cumplir su sueño: emprender la primera expedición botánica en Colombia para encontrar la quina y exportarla, junto con otras plantas que pudieran tener uso medicinal. Al final, encontró innumerables especies de plantas jamás catalogadas, estableciendo su sede en Mariquita, municipio del centro de Colombia. Aún es posible visitar la casa donde vivió el sabio, muy humilde para la época.

Mutis representó para la América de la época, una inyección de conocimiento e intelecto, que terminó generando el interés de Humboldt por viajar hasta Colombia a conocer el gran sabio que más allá de la botánica y la medicina naturalista, también enseñó matemáticas en la Universidad del Rosario de Bogotá, lugar donde reposan los restos de Mutis. Pero entre todo, el más importante aporte que dejó en América, fueron sus ideales de libertad que se sumaron a la traducción de los Derechos del Hombre de Antonio Nariño y que dos años después de su muerte, generaron la Independencia de Colombia y donde se inició un proceso independista que llegaría a países como Venezuela, Perú, Ecuador, Chile, Argentina y otros de Sudamérica.

Cuando recorrí estos lugares, me encontré con el pasado. Si bien hoy no se puede navegar el Río Magdalena y tampoco llegué en barco desde Cádiz, aún es posible ver las murallas de Cartagena, hoy Patrimonio de la Humanidad por ser las mejor preservadas de la colonia española en el continente americano. Disfrutar de la gastronomía de la costa de Colombia es sentirse como el rey más poderoso del mundo.

Pero el recorrido nos lleva también por Bogotá, por la Universidad del Rosario, por el Jardín Botánico que lleva el nombre del sabio, por Honda que era la ciudad más importante del centro del país y donde tenían casa los más importantes comerciantes de la época burgués y colonial. Recorrer por coche (carro) este país, es entender las razones por las que emprendió Mutis la Expedición Botánica, las plantas, los verdes que varían de tonalidad entre un lugar y otro, los diversos climas y demás maravillas naturales que hacen de Colombia el país más biodiverso por metro cuadrado del mundo.

El pasado aún está presente y es poco el cambio que han tenido lugares como Ambalema, Honda y Mompóx. Se puede hacer un recorrido de unos diez días para revivir en cuerpo y alma la Expedición Botánica y recordar todas las aventuras de un viajero como Mutis, un explorador, científico, sabio. Un inspirador y un libertador.

Enlaces:

www.jorgebonilla.co

http://es.wikipedia.org/wiki/Quina

http://es.wikipedia.org/wiki/Nuevo_Mundo

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s